¿PORTALES DE EMPLEO O TINDER?

tinder

Resulta difícil pensar hoy día que aún se pueden encontrar candidaturas con foto de perfil que dejan mucho que desear. Independientemente de que sea un portal de empleo "vip" o que sea un portal de empleo con un formato de red social, no deja se ser una candidatura a un puesto de trabajo. 

Dejando a un lado linkedIn, en la cual aún no nos hemos topado con este tipo de fotos de perfil, en el resto de portales hemos podido deleitarnos con fotos en las que el candidato se ha recortado de una foto en grupo en una discoteca (se sabe que es una discoteca o Pub porque sale con una copa en la mano), sube una foto en el Oktoberfest (jarra de cerveza gigante en una mano y cartel del festival justo detrás), fotos en bikini o bañador e incluso selfies en la cama (algunos/as tumbados/as, pues se ven las almohadas). Si ese mismo candidato/a sube una foto que se puede considerar normal para un cv (no tiene que ser en traje) y nos cuadra el resto de la información con el puesto que queremos cubrir, consideramos a esta persona para el puesto e incluso la llamamos para una entrevista. Sin embargo con cualquiera de las fotos que se mencionan ni se mira la candidatura. ¿Qué se valora entonces aquí? El criterio del candidato/a a la hora de buscar trabajo. ¿Qué podemos hacer al respecto?

man with hat

 

Nos encontramos ante el siguiente dilema: nosotros mismos somos profesionales en nuestro sector y también nos vamos de fiesta, salimos a la playa, nos hacemos selfies...la diferencia es que no se nos ocurre usar ninguna de estas fotos para un CV.  Cada asunto tiene su tiempo y su lugar. Somos válidos para el puesto, de hecho lo estamos desempeñando y seguimos haciéndonos todas esas fotos. ¿Podríamos estar perdiendo candidatos potenciales por un criterio erroneo a la hora de confeccionar su perfil profesional? Si una imagen, vale más que mil palabras, sin duda sería conveniente "cuidar la imagen". Quizás hayan escogido esa foto porque se ven guapos/as, porque no tenían otra a mano y necesitaban subir una...¿es compatible candidato potencial con candidato sin mucho criterio? Mientras todos hemos optado por descartar a ese candidato, otros comienzan a tener la curiosidad de cómo una persona con buenos estudios y no mala experiencia se le ocurre poner este tipo de fotos. Se debería preguntar. Se debería escribir a la persona (si nos encanta el CV pero nos condiciona la foto de perfil) y averiguar por qué la ha elegido. Quizá nos sorprenda su respuesta  y de pie a replantearnos la primera impresión que nos hemos llevado de la candidatura.

Esto sería considerando portales de empleo al uso como Infojobs, infoempleo...Ahora bien, ya en un post se comentó la informalidad que existía con las aplicaciones de búsqueda de empleo que son un mix de red social y plataforma de mensajería instantánea. Por mucho que se parezca a una de las conocidas redes sociales, sigues hablando con una empresa que busca un trabajador. Si el trabajador aplica enumerando sus muchas virtudes como persona tipo "tengo buen físico, soy aplicado/aplicada, me gusta hacer deporte y sacar al perro" se empiezan a tener dudas de sobre qué aplicación estás trabajando. Nosotros aprobamos y es más, se anima al candidato en las entrevistas a que nos cuente sobre él/ella, su forma de vida, gustos y aficiones. Pero es algo complementario, no a modo de inscripción para una oferta de empleo.

Se podría seguir comentando el tema porque hay ejemplos y casos curiosos para más que un post, hacer una novela, pero sería darle vueltas a lo mismo. Lo que se intenta ilustrar es, por un lado la falta de interés o criterio de los candidatos al solicitar un empleo les puede costar no ser considerados para ese empleo, y por otro hasta qué punto nosotros como profesionales del sector estamos dispuestos a darle una oportunidad a esa foto de perfil con la copa en la mano. ¿Siempre son perfiles bajos? ¿Son personas que estarán toda la vida sin empleo? ¿O simplemente es cuestión de vaguería, pereza de buscar una buena foto y trabajar un poco en la carta de presentación? Sería interesante valorar por qué alguien hace lo que hace para algo tan importante. 

Sin duda, algo podemos concluir. Los tiempos están cambiando, las formas de comunicarse están evolucionando, la inmediatez prima en todos los aspectos de nuestra vida, y la espontaneidad es un valor en alza. Es cuestión de que candidatos, empresas y gestores de personas sepan obtener el máximo rendimiento de estas circunstancias.

"Todo cuanto escuchamos es una opinión, no un hecho. Todo cuanto vemos es una perspectiva, no la verdad"

Marco Aurelio.