¿EMPLEOS TÓXICOS O EMPRESAS TÓXICAS?

people working

No hagas de tu empresa un horrible, horrible lugar. 

Se habla mucho de relaciones tóxicas, amistades tóxicas, entornos de trabajo tóxicos...pero, ¿de empresas tóxicas? ¿y si eres una de esas empresas tóxicas en las que nadie quiere entrar pero no lo sabes?

A continuación se exponen 5 señales que podrían convertir tu empresa en no deseable o Tóxica para tus actuales trabajadores y, lo que es peor, para los nuevos que están por entrar. Hay candidatos que han llegado a rechazar ofertas de empleo por tener un mal feedback de la empresa, un feedback que en el 99% de los casos proviene de antiguos o actuales trabajadores. 

 

1. PROCESOS DE SELECCIÓN MASIVOS. DINÁMICAS DE GRUPO ETERNAS.

Las dinámicas de grupo son una buena forma de seleccionar personal rápidamente y "cheap" cuando se trata de puestos de trabajo con un patrón común de competencias, que no implican gran responsabilidad y/o grandes conocimientos del puesto y sobre todo: cuando se trata de cubrir varias vacantes al mismo tiempo.

Sin embargo, en los últimos años las dinámicas de grupo han convertido los puestos de trabajo a los que "representan" como puestos "normalitos" o, sobre todo, de empleos de comercial o de aquéllos que van por comisiones. 

Cuando las empresas tenemos este tipo de puestos con un cliente por lo general exigente y recto en sus deadlines, se piensa en cubrir, deprisa, olvidando a veces la calidad del proceso y por tanto de los candidatos. Hay que recordarse a sí mismo que son personas que buscan trabajo y aunque sean puestos más sencillos de seleccionar (que ése es el gran error que cometemos porque un comercial no es un puesto precisamente para cualquiera) no por eso el trato y la calidad tienen que ser mernores. Así que hay que tener este detalle en cuenta en los procesos de selección.

 

2. MALAS CONDICIONES LABORALES

Y no hay nada más desmotivante que las malas condiciones laborales, que se han incrementado en los últimos años debido a la crisis.  Es posible que los empleados hayan aceptado esas condiciones debido a su situación personal  (exceso de trabajo, contratos precarios, etc.) para no perder el empleo. Esta presión añadida y el miedo a poder ser despedido en cualquier momento puede causar irritabilidad, dificultad de concentración y gran ansiedad, entre otros síntomas perjudiciales para cualquier profesional a nivel personal y laboral. 

Algo que tampoco ayuda es que en muchas empresas el superior insiste en lo contentos que deben sentirse los empleados por tener trabajo y ese recordatorio no es más que una advertencia para que se mantengan en su zona de confort, en parte una forma de control sobre las futuras acciones de los empleados.   

 

people working burnout

 

3. EL ESTANCAMIENTO LABORAL: IMPOSIBILIDAD DE CRECIMIENTO EN LA EMPRESA Y UNA COMUNICACIÓN POBRE.

Muchos empleados se sienten insatisfechos en el trabajo por las malas políticas de recursos humanos de la organización o por la imposibilidad de crecer y desarrollarse dentro de la empresa. Cuando alguien lleva varios años en una empresa y ve que no hay posibilidad de mejorar, puede sentir que se encuentra en un trabajo tóxico. 

El desarrollo profesional es uno de los puntos que más valoran los trabajadores respecto de sus empresas, de modo que, si la organización no ofrece opciones de crecimiento, es probable que se generen situaciones de toxicidad.    

Por otro lado, la fluidez de la comunicación dentro de una empresa es imprescindible para generar un buen ambiente laboral y potenciar el desempeño. Sin embargo, cuando la compañía carece de esta comunicación, da lugar a la aparición de estrés e insatisfacción entre los empleados.  

 

4. EL TRABAJO ABSORBE LA VIDA PERSONAL DEL EMPLEADO

Aunque pueda parecer lo ideal, un exceso de compromiso laboral tampoco representa una situación saludable. Es decir, si el empleo está acaparando todo el tiempo de los empleados, eliminando su vida personal, el trabajo se puede tornar tóxico, pues la satisfacción en el trabajo está influenciada por dos factores principales: tener una vida fuera del trabajo y tener el dinero para pagarla.  

 

5. SÍNDROME DE BURNOUT

El burnout laboral, también denominado síndrome del quemado o síndrome de quemarse en el trabajo, es un trastorno emocional de creación reciente que está vinculado con el ámbito laboral, el estrés causado por el trabajo y el estilo de vida del empleado. Este síndrome puede tener consecuencias muy graves, tanto a nivel físico como psicológico.

Puede parecer un poco dramático hasta que empiezan a aparecer las bajas laborales, porque este síndrome las causa y puede ser consecuencia de algunas de las señales que hemos enumerado en este post, además de otras.

Un caso aislado de Burnout no tiene que significar necesariamente que tu empresa es tóxica, pero si se suceden varios es conveniente plantearse una serie de cuestiones. 

Esto es algo que no se ve a simple vista y hay trabajadores que lo sufren "en silencio" por lo que nunca está de más hacer un estudio una vez al año en la empresa para determinar el clima laboral de la misma. 

 

Tener un trabajo "limpio", sano y feliz es esencial para el buen funcionamiento de la empresa y para su correcta producción, ya que nos guste más o menos, las empresas general dinero y para eso se tienen trabajadores. ¿Quieres que tu empresa produzca más dinero? Ten trabajadores felices. 

 

 

                         NADIE PUEDE SILBAR UNA SINFONÍA, SE NECESITA UNA ORQUESTA PARA TOCARLA -  Luccok.