EL CHATBOX Y LA FINA LÍNEA ENTRE LA INNOVACIÓN Y LA COMODIDAD

chatbox

En estos días se está volviendo a hablar mucho del Chatbox, y si bien es cierto que siempre se ha enmarcado en el sector de marketing, ya toca todos los sectores incluído el de rrhh.

Su presencia en nuestro sector supone un ahorro de tiempo, y por tanto costes, sobre todo al departamento de selección, de cara a la criba curricular y los primeros filtros que debe pasar el candidato. 

Aunque hay diversas opiniones al respecto, independientemente de que hay que evolucionar y utilizar las nuevas tecnologías para el provecho humano y de la empresa, se puede caer en la trampa de perder lo humano por acomodarnos a lo rápido, fácil y sin embargo eficiente.

Aunque se piense que hay un trato cercano al candidato cuando éste interactúa con un chatbox, lo cierto es que no deja de ser una máquina, un programa que por muy dotado de inteligencia artificial que esté, no deja de ser una respuesta programada que se adapta al interlocutor. Seguro que gracias a los avances tecnológicos llegará un momento en el que parecerán más humanos que programas, pero hasta entonces ¿qué riesgos se están tomando?

robot mirándose al espejo

Una primera criba, incluida entrevista telefónica puede proporcionar una serie de valores que organicen los procesos de selección de forma más rápida y en cuestión de pocas horas pero esto supone no dar una oportunidad a aquellas personas que por las circunstancias que sea no tienen mucha experiencia pero serían aptas para el puesto. Claro que lo ideal es que los procesos de selección se agilicen lo máximo posible para aumentar en rendimiento de la empresa y el tiempo de respuesta por parte de las consultoras, ETT... se gana en eficiencia y se pierde en factor humano y cada vez habrá más personas sin una oportunidad a no ser que sean ofertas que no pidan una gran experiencia laboral. Porque, ¿qué posibilidades hay de que esta inteligencia artificial analice actitudes y no solo aptitud, que no se rija por un parámetro de test para determinar una serie de competencias?. 

Realmente, independientemente de la connotación moral que supone la utilización del chatbox respecto de la cercanía en cuanto a lo humano, hay que admitir que todo son ventajas a la hora de ahorrar tiempo, sobre todo en aquellos procesos de selección que por la naturaleza del puesto las inscripciones son innumerables y también en aquellas que por las condiciones del puesto, las preguntas de los candidatos son cada vez más insistentes.

También apunta un punto muy a favor de cara al Branding externo de la empresa, pues transmite esa imagen de innovación y de futuro ya que es un tipo de solución digital que proyecta una imagen dinámica y positiva.

Aún así no hay que olvidar que el chatbox es algo inventado por el hombre y que será perfeccionado por el mismo, como dijo Steve Jobs:

“la tecnología no es nada. Lo importante es que tengas fé en la gente, que son básicamente buenas e inteligentes, y si les das herramientas, harán cosas maravillosas con ellas". 

Por tanto habrá que tener  y ver cómo evoluciona y se desarrollan estas tecnologías dentro de RRHH y brindan la oportunidad de ser mejores seleccionadores sin perder ese toque humano.