DO YOU SPEAK… ¿DE TODO?

varios post-it de colores con varios idiomas

Imagináos que trabajáis cara al público. Mi post se puede aplicar a cualquier sector, pero me voy a centrar en los centros comerciales, donde la atención al público es más personalizada y tienes que establecer una comunicación con el cliente en la que este último te explica lo que necesita y tú le intentas aconsejar y vender. Añado también que este post no generaliza si no que me centro en una situación que llevo viendo varios años de manera reiterada en diferentes lugares, dentro de estas grandes superficies.

Ahora bien, imagínate que el cliente que necesita de tu ayuda es un turista que está disfrutando de las maravillas de nuestro país. Y que no habla otra cosa que su propio idioma. Y hay idiomas complicados con los que ni el traductor de Google puede. No habla nada de castellano o inglés, ni siquiera francés o alemán. En ocasiones hasta el cliente se siente frustrado (como es lógico) porque no le entendemos. Y ahora me pregunto ¿esto es correcto? ¿esto debe ser así? Si viajamos por el resto de Europa o a países de habla no española, nos tenemos que buscar la vida e ir con al menos algo de inglés para poder desenvolvernos. Y la cuestión es que cuando el turismo va a España, también tenemos que aprender su idioma. ¿Por qué? .

La sensación que tengo es que nosotros siempre nos adaptamos al resto. Voy a Londres e intento ir con lo básico de inglés para defenderme o si voy a París con lo básico de…vale, seamos sinceros, voy a París con lo básico de inglés también. Pero lo que tenemos claro es que si vamos sólo con el castellano a muchos países lo tenemos dificilillo. ¿Qué necesidad tiene la persona que está detrás del mostrador, de tener que ayudarse del traductor de google porque (caso real) el cliente no hablaba ni castellano, inglés, francés o italiano, los idiomas que hablaba la dependienta?

Aunque no seamos nosotros los dependientes, es algo que nos concierne a todos y que en parte me indigna porque no sé cuál es el problema: que mi país no se actualiza en cuanto a la enseñanza de idiomas o que nos hemos adaptado a todo el mundo ya seamos turistas o nativos.

En cualquier caso, seamos o no los mejores en cuanto a conocimiento de varios idiomas, creo que tampoco debería ser habitual que ciertos turistas den por sentado que se les va a atender en su idioma: directamente se dirigen a los dependientes en su lengua natal, sin siquiera preguntar si la hablan o no. Imagino que es algo que no pasa sólo en España, pero vivimos aquí y no puedo hablar de otros países sin conocer lo que ocurre en ellos.

¿Vosotros qué pensáis? ¿Nos preocupamos nosotros de aprender un idioma por si quien viene no habla español? o ¿Es el que viaja el que debe preocuparse de aprender el idioma del país que va a visitar?.

                                                   

                                                   “Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo” (Ludwig Wittgestein)